2016 – Noviembre

Empieza el curso académico y desde la SEEO ya estamos trabajando en el próximo congreso que se celebrará en Valencia y cuyo lema será “Innovando en cuidados. La enfermera oncológica en el eje del cambio”.

Según el diccionario de la RAE, innovación significa: “acción o efecto de innovar. Creación o modificación de un producto y su introducción en un mercado” y como sinónimos de innovación: “revolución, salto, novedad, modificación, reforma, transformación, evolución”.

La innovación nos permite tener un desarrollo de la autonomía profesional que es lo que nos sitúa en el sistema de salud como una profesión independiente.

Lo que necesitamos para generar innovación tecnológica es disciplina, conocimiento científico (marco teórico de la profesión), investigación y emprendimiento.

Cuando decidimos que tenemos que innovar es porque pensamos en aspectos de nuestras unidades que deben mejorarse o simplemente servicios que no estamos ofertando.

Uno de los aspectos que más debiera influir en la innovación profesional es el proceso crítico de análisis de la práctica. Una de las herramientas fundamentales para iniciar este proceso es la investigación.

La investigación es una de las principales oportunidades de la disciplina enfermera para generar conocimiento, y con ello modificar la práctica, la educación y las políticas sanitarias y mejorar los cuidados que las enfermeras brindan a la sociedad.