2013 – Noviembre

¿Investigar o consumir investigación?

Del 12 al 15 de Noviembre tuvo lugar en Lérida el XVII Congreso Internacional de Investigación en Enfermería, conocido por su alto nivel científico. El evento está organizado por Investén que es la Unidad de Coordinación y Desarrollo de la Investigación en Enfermería y en el que participaron más de 500 profesionales de 30 países, presentándose más de 500 trabajos de Investigación de todos los ámbitos de la Enfermería.

La formación de Grado, Master y Doctorado en Enfermería empieza a cambiar nuestra disciplina y como resultado tenemos el aumento de producción científica de los profesionales enfermeros. La necesidad de basar nuestros cuidados en la mejor evidencia disponible está desarrollando nuestro espíritu crítico, induciéndonos a estar más familiarizados con esta característica de la Enfermería: la investigación.

La realidad asistencial nos vuelve a poner los pies en el suelo, y no son pocas las dificultades que encontramos en nuestro día a
día para dedicarnos a tal actividad: falta de tiempo, de recursos, de formación, de financiación, dificultades para la publicación…
Pero pensemos una cosa, ¿todos tenemos que investigar? La respuesta es NO. Para aunar esfuerzos y canalizar las buenas ideas que enfermería desarrolla en la práctica directa, debemos apoyarnos en Unidades de Investigación, compartir nuestros proyectos y participar cada uno dentro de nuestras posibilidades.

Y después del esfuerzo que supone cualquier investigación, por pequeña que sea, hay una máxima que debemos tener siempre
presente: la investigación no termina hasta que no se publican los resultados. Mostrar el trabajo realizado en unas Jornadas, en un Congreso, etc., constituye lo que se denomina literatura gris. Debido a que su acceso es limitado para su consulta, dar el paso a publicar nuestros trabajos en revistas indexadas o bases de datos hacen que la difusión de lo investigado alcance el reconocimiento que el esfuerzo merece.